Nos quedamos abrumados por nuestra estancia aquí

"Nos quedamos abrumados por nuestra estancia aquí. No podíamos creer que teníamos una vista tan cercana y clara  del volcán mientras escuchábamos los estruendos y por las noches ver la lava roja deslizándose fue increíble, todo el personal de recepción fue muy amigable, las habitaciones eran de buen tamaño y con balcón para apreciar el volcán y la naturaleza. Disfrutamos paseando por los jardines, viendo pájaros y escuchando los monos aulladores. La piscina fue una atracción sorprendente para nuestros niños. ¡Un lugar increíble!"

By: 
Roberto y Shirley Fernández