Observación de aves en CR: conteo de especies de 2020

Birding in Costa Rica Trogon Photo

Otro año de observación de aves llega a su fin en el Arenal Observatory Lodge & Spa, el  año 2020 ha sido un año fructífero para la observación de aves en Costa Rica a pesar de la crisis ocacionada por la pandemia.

 

En Arenal Observatory Lodge se registraron 375 especies de aves en el 2020, posicionandonos en primer lugar  en la lista de eBird (base de datos de observacion de avs) en Costa Rica. Algunos de nuestros avistamientos favoritos de este año incluyen el monklet lanceolado, el hormiguero flanqueado de blanco, la reinita de pecho de bahía y el papamoscas de sauce. También disfrutamos de la presencia de nuestro nuevo residente el “gran potoo” quien se ausentó durante el verano para regresar recientemente a fines de noviembre. En Costa Rica, el recuento de especies superó las 840 especies e incluyó varias especies notables como el mochuelo llanero y el ganso del Orinoco.

 

Este año también se introdujo exitosamente el tour virtual, un nuevo y emocionante mundo en la observación de aves. Con la observación de aves ganando popularidad día a día, esta actividad es ideal para la recreación responsable durante los tiempos de pandemia del COVID-19, actualmente, millones de personas amantes de las aves, están elaborando su propia lista de aves. También durante este año, nuestros amigos de Lifer Nature Tours desarrollaron recorridos virtuales en vivo que permitieron a los observadores de aves y naturalistas experimentar las maravillas de los mejores lugares de observación de aves en Costa Rica desde la comodidad y seguridad de sus propios hogares.

 

Las listas de observación de aves enviadas a eBird son una herramienta valiosa para los esfuerzos de la ciencia, la educación y conservación en todo el mundo. A pocos dias de finalizar el  2020, nos alienta y sorprende las contribuciones de nuestros huéspedes, amigos y colegas a la base de datos de eBird a pesar de las dificiles circunstancias causadas por el coronavirus. Estamos optimismas para  el año 2021 de que juntos continuaremos apoyando  el éxito del programa eBird y contribuyendo con más impactos positivos para las ciencias de la conservación.