Los Volcanes, una experiencia inolvidable.

Los destinos más espectaculares y emocionantes de las cordilleras central y norte de Costa Rica son los volcanes activos que conforman su alturas. Activos no sólo hace un un milenio o dos; varios de los volcanes vecinos todavía hoy están activos, estos son:

  • Volcán Poas
  • Volcán Turrialba
  • Volcán Arenal
  • Volcán Irazú
  • Volcán Barva
  • Volcán Orosi
  • Volcán Tenorio
  • Volcán Rincón de la Vieja
  • Volcán Santa Maria
  • Volcán Miravalles

Estas montañas son las más tranquilas del país y con  suelos fértiles resultado de las erupciones de hace miles de años, hacen que la tierra sea ideal para los agricultores. La mayor parte de estos picos volcánicos están clasificados como extintos o inactivos, pero nunca puede asegurarse,como el pequeño pueblo agrícola de Tabacón en las laderas del volcábn Arenal que desapareció bajo la lava en 1968.

Visitar los volcanes accesibles cerca de San José – Poás e Irazú – no es particularmente peligroso ya que ahora sólo ventilan gas y vapor, no lava. Sus cráteres llenos de agua y su paisajes lunares son absolutamente fascinantes. Un día de viaje a cualquiera de estos volcanes hace una experiencia verdaderamente impresionante y memorable que sin duda, uno no se puede perder. Otros volcanes activos en la Cordillera Volcánica Central requieren un vehículo y se pueden visitar como parte de un itinerario de viaje de un día o de una noche de estancia.

La atracción más grande  es el dinámico Volcán Arenal, cerca de La Fortuna. Arenal es un volcán enorme, en forma de cono. Cuando no quede oculta por las nubes, se presenta como una montaña en forma de triángulo oscuro.

Hay un cierto sentido de peligro por estar tan cerca de un gigante tan poderoso, pero esta emoción sólo añade adrenalina a la experiencia.

Un ingrediente adcional del Arenal son sus aguas termales que brotan de la tierra para alimentar a los arroyos de aguas cálidas  como simples pozas o convertidas en un spa.